Síguenos

Audiencia por el Agua

 

El oriente de Cundinamarca hace presencia en la Audiencia por el Agua convocada en el Congreso  Nacional de Colombia el pasado 24 de abril.

 

 

La Asociación para el Desarrollo de la mujer Fomequeña ADIMF, la Asociación de Campesinos Productores y Comercializadores de Oriente Asoprocooriente y el Colectivo de Campesinas de Ubaque Semillas de Paz y Vida, provenientes de la Provincia de Oriente de Cundinamarca participaron en la audiencia pública convocada para discutir en el Congreso las potencias y dificultades del manejo del agua en los sectores rurales y periurbanos, en donde históricamente se han conformado iniciativas populares de organización para administrar este recurso natural como un bien común, definiendo reglas consistentes y compartidas para su uso, las cuales, como lo argumentan sus protagonistas, se inscriben en el marco de la Economía Social y Solidaria compartido por las organizaciones de Oriente.

Acueductos comunitarios provenientes de distintas regiones del país como Antioquia, Valle del Cauca, la Costa Caribe, Orinoquia, Nariño, Cundinamarca y Bogotá, entre otros procesos, llegaron a la capital del país agrupados por la Red Nacional de Acueductos Comunitarios.

 

 

Esta audiencia permitió que se hicieran públicas y comunes a diferentes territorios las denuncias sobre la privatización y mercantilización del agua promovida no solo por las empresas privadas sino también por entidades estatales de diferente orden, la marginación de los empeños comunitarios mediante mecanismos de formulación y normas de funcionamiento no solo costosas sino obsoletas para presionar su cierre, la imposición de marcos normativos empresariales y privados y las amenazas de contexto que presionan las fuerzas de poder locales como la minería, la agroindustria o la expansión urbana de élite con sus propias lógicas de consumo del agua. Tal es el caso en la Provincia de Oriente con la minería de calizas en la franja de amortiguación del páramo y la construcción del megaproyecto del viaducto perimetral de oriente.

De otro lado, también se ha puesto de presente que los acueductos comunitarios han construido propuestas que se constituyen en la base de una política pública sobre el manejo del agua desde el reconocimiento de sus potencias, renovando los principios planteados hace seis años en el movimiento social que llevó adelante la iniciativa del Referendo por el Agua, y enfrentando local y regionalmente el desastre anunciado desde entonces de los Planes Departamentales de Agua, cuya puesta en marcha no solo ahogó la iniciativa popular sino que en medio de la corrupción y la privatización ha convertido para muchas familias el acceso al agua para el consumo, sus cultivos y sus animales en un lujo y no en un derecho a la vida.